LECTURA Y REFLEXIÓN DIARIA.
Diariamente durante los primeros 10 minutos del día, toda la comunidad SuBiré realiza una oración institucional que consiste en una breve lectura de la Biblia y una reflexión dirigida al grupo por el maestro titular.