Alimentación

Un buen programa alimenticio debe cubrir ciertos requisitos, como ser balanceada, variada, completa, suficiente, adecuada, e higiénica.

Balanceada: Una alimentación balanceada debe proporcionar las cantidades necesarias de nutrientes para que el organismo funcione bien (carbohidratos, proteínas, grasas, vitaminas, minerales, agua).

Variada: Debe incluir diferentes alimentos de los tres grupos (frutas y verduras, cereales, leguminosas y alimentos de origen animal)

Suficiente: Debe cubrir las necesidades nutricionales de cada persona, de acuerdo a su edad, sexo, estatura, actividad o estado físico.
Adecuada: Ajustada a los diferentes gustos, costumbres y disponibilidad.
Higiénica: Cuidar la preparación, al servir y consumir los alimentos